Empezar un negocio y ser empresario es el sueño de la mayoría de los empleados, especialmente de aquellos que no están satisfechos con su trabajo. Mucha gente no se da cuenta de que tener una gran idea no se traduce automáticamente en un buen negocio.  Los negocios involucran muchos procesos y personas. A menudo, debido a los cambios en la mano de obra y a los cambios en las leyes y la tecnología, los procesos de negocio se vuelven tan complejos que los empleados ya no pueden seguirlos, y esto conduce al caos.

 

Debido a que es difícil para el propietario o gerente mirar los procesos desde una perspectiva de alto nivel, se utiliza la gestión de procesos de negocio. La gestión de procesos de negocio puede emplear la tecnología para ayudar a mejorar los procesos existentes y ejecutar otros nuevos.

 

¿Qué es la gestión de procesos de negocio?

La Gestión de Procesos de Negocio (BPM) es una disciplina que involucra un ciclo de cinco pasos de diseño, modelado, ejecución, monitoreo y optimización de las actividades de negocio para apoyar las metas y objetivos del negocio, socios, empleados y clientes. Un profesional de BPM necesitará considerar todas las actividades interrelacionadas y evaluar un proceso observando todo el sistema.

 

Diseño significa crear un nuevo proceso desde cero.

Modelar significa identificar y definir el proceso completo para ayudar a comunicar el nuevo proceso a los demás.

La ejecución significa la implementación del proceso, incluidos los aspectos automatizados.

El monitoreo es la medición cuantitativa del proceso para determinar si el proceso está funcionando para satisfacer las necesidades del cliente.

La optimización significa que ésta debe ser una actividad continua que debe mejorar constantemente el proceso y, en última instancia, satisfacer las necesidades de los clientes.

Los procesos son una parte integral de un negocio, ya que esto servirá como un plan para que los empleados hagan su trabajo. La Gestión de Procesos de Negocio (BPM) mejora las operaciones de negocio a través de las diferentes verificaciones y balances.

 

¿Cuáles son las las tendencias en la gestión de procesos de negocio?

 

Tendencia 1: Inteligencia Artificial, Robots y Asistentes Personales Virtuales

La Inteligencia Artificial permite que las máquinas aprendan y que se adapten a nuevas tareas y comandos. Las computadoras pueden procesar grandes cantidades de información y reconocer patrones en muy poco tiempo. Los procesos repetitivos y sencillos que siguen un conjunto de reglas pueden automatizarse fácilmente. Los robots ahora pueden replicar actividades humanas y pueden realizar tareas sin errores.

 

Tendencia 2: Internet de las cosas

Los aparatos y dispositivos se conectarán en red con Internet, sensores y software que permitirán que estas entidades intercambien datos y se conecten entre sí sin necesidad de una persona o un ordenador. Ahora todo puede automatizarse y preajustarse.

 

Tendencia 3: Manejo de Casos Adaptativos (ACM)

Para que un empleado pueda hacer su trabajo eficientemente, debe tener la información correcta en el momento adecuado. Sin embargo, hay veces en que los empleados tendrán que responder a situaciones no rutinarias e impredecibles. Cada acción tiene su propio resultado.

Las tareas predecibles con procesos estructurados y resultados predecibles pueden ser fácilmente manejadas por la inteligencia artificial. Un miembro tendrá la habilidad de tratar y adaptarse a casos impredecibles. Aportará una solución flexible que podrá evolucionar con los cambios en los procedimientos y procesos.

 

Tendencia 4: Análisis de datos y Big Data

La preparación y el análisis de los datos pueden tardar semanas e incluso meses en completarse. La interpretación de los resultados basada en los datos recogidos también está sujeta a la opinión personal y al sesgo.  Los análisis prescriptivos y predictivos permiten a las empresas supervisar las actividades y controlar el progreso. Los grandes volúmenes de datos pueden ser fácilmente recolectados y los procesos alineados con los objetivos del negocio.

 

En julio de 2017, Gartner publicó que el futuro de la analítica y los datos está en la analítica de datos. La analítica permitirá el aprendizaje de la máquina y los empleados pasarán menos tiempo recopilando datos. Las empresas ya no dependerán únicamente de los científicos de datos para analizar y comunicar los hallazgos y recomendar planes de acción. Un motor puede revisar los datos, analizarlos y producir pasos de acción con poca o ninguna supervisión necesaria.

 

Tendencia 5: Minería de procesos

Gracias a la tecnología de la información, se puede acceder fácilmente a toneladas de información sobre registros de eventos y diversas transacciones del sistema. Los datos recogidos de los registros de eventos muestran el estado actual de los mismos. En lugar de confiar en las percepciones, las empresas ahora tienen flujos de procesos de la vida real. Esto puede ayudar a las empresas a visualizar su proceso tal cual y, a su vez, ofrecer soluciones y crear nuevos procesos.

 

Conclusión

Debido a estas tendencias, las empresas tendrán que revisar sus procesos actuales y abordar la digitalización. La tecnología desempeñará un papel importante en los próximos procesos y tanto los empleados como los propietarios de las empresas tendrán que aprender a hacer frente a la situación.

La digitalización y optimización de sus iniciativas de gestión de procesos son necesarias en la era actual, y puede parecer una tarea desalentadora. Los procesos son a veces largos y complicados. Algunos pasos pueden ser pasados por alto y olvidados; monitorear una unidad de negocios puede ser una pesadilla si no se maneja adecuadamente.

Visita Proceso.pro hoy mismo y podrás empezar gratis en tres sencillos pasos. Todo lo que necesitas es ingresar la estructura de tu organización, tu proceso como una lista de verificación, y ejecutar y monitorear el trabajo realizado, todo en una sola aplicación.